Guía para escribir tu carta de presentación

Aquí encontrarás un esquema de los aspectos que se deben incluir en la carta de presentación. Antes de empezar, puede ser útil revisar algunas muestras de cartas de presentación, de manera que tengas una visión global de cómo se realizan. Estos ejemplos de cartas de presentación, tanto escritas como enviadas correo electrónico, están diseñadas para una gran variedad de tipos de solicitudes de empleo. No dejes de tomar el tiempo necesario para personalizar tu carta, ya que puede respaldar tu capacidad para llevar a cabo el trabajo al que se aplica.

Encabezamiento

Una carta de presentación debe comenzar con tu información de contacto y del empleador (nombre, dirección, número de teléfono, correo electrónico), seguida de la fecha. Si se trata de un correo electrónico, incluye tu información de contacto al final de la carta, después de tu firma.

La información de contacto debe incluir:
Nombre y apellido
Dirección
Código postal
Teléfono
Email

Saludo

Comienza tu saludo de la carta de presentación con “Sr. Sra. (apellido)”. Si no estas seguro de si el contacto es masculino o femenino, puede escribir su nombre completo. Si no conoces el nombre del empleador, simplemente escribe: “Estimado Gerente de RRHH”.

Introducción

Comienza la introducción indicando a qué trabajo estas aplicando. Explica dónde te enteraste del trabajo, y sobre todo si se trata de un contacto asociado con la empresa. Menciona brevemente tus habilidades y experiencia y cómo coinciden con la empresa y/o la posición, esto le dará al empleador una vista previa del resto de tu carta. Tu meta en la introducción es llamar la atención del lector. Para empezar, revisa ejemplos de frases de apertura para cartas de presentación.

Cuerpo

En un párrafo o dos, explica por qué estás interesado en el trabajo y por qué eres un excelente candidato para el puesto ofertado. Menciona las calificaciones específicas que figuran en el anuncio de empleo y explica cómo cumples con esos requisitos. No te limites a repetir tu currículum, pero es importante que proporciones ejemplos específicos que demuestren tus habilidades.

Recuerda, las acciones hablan más que las palabras, así que no sólo le digas al lector que eres, por ejemplo, un gran jugador de equipo con fuertes habilidades de comunicación y una excelente atención al detalle. Mejor usa ejemplos tangibles de tu experiencia laboral para “mostrar” estos rasgos en acción.

Clausura

A la hora de cerrar la carta de presentación, repite cómo tus habilidades se adaptan a la empresa y/o la posición. Si tienes espacio (recuerda, al igual que el CV, la carta de presentación no debe ser más de una página) puedes expresar por qué te gustaría trabajar en esa empresa específica.

Firma

Utiliza un cierre de cortesía, y luego termina la carta de presentación con tu firma, a mano, seguido de tu nombre escrito. Si se trata de un correo electrónico, simplemente incluye tu nombre escrito, seguido de tu información de contacto.