Ahorrar en la búsqueda de un piso de estudiantes

Ahorrar en la búsqueda de un piso de estudiantes

A la hora de ahorrar en la búsqueda de piso de estudiantes hay que tener en cuenta no solo los factores económicos, si no los de tiempo. La opción barata no siempre es la mejor, y no es necesario gastarse mucho dinero en un piso.

Consejos para ahorrar dinero en la búsqueda de un piso de estudiantes

Compañeros

En lo primero que estarás tentado es en compartir piso. Por supuesto es una de las opciones más económicas. Pero debes de tener en cuenta en no eligir a cualquiera para compartir piso.

La primera idea es la de ofrecer alojamiento a tus compañeros de clase. Esta es la mejor opción ya que con ellos compartes estudios, aficiones, pero antes de esto asegúrate de que eliges bien. Es mejor compartir piso con alguien con quien eres más afín, y con quien crees que no tendrás problemas; ya que los tendrás que ver todos los días en clase.

Debes de tener mucho cuidado, para ello asegúrate de que son personas con las que estarías feliz de vivir. Vivir con alguien implica vivir con su humor, cuidado con esto.  Aléjate de personas tóxicas, por muy amigas tuyas que sean. Y por muy simpático que sea tu amigo del alma, si no le gusta limpiar o tiene malas costumbres, es mejor no vivir con el. Buscamos ahorrar en alquiler, pero también en tiempo de tareas tediosas.

Si no conoces a tu compañero, intenta propiciar un encuentro previo para que te hagas una idea de como es, pídele pruebas de que pagará a tiempo e investiga un poco sobre el/ella. La realidad es que nunca sabrás con certeza cómo van a ser como compañero de casa hasta que vivas juntos, pero esto te ayudará.

¿Dónde vivir?

Si buscas algo barato, a menos metros cuadrados menos pagas. Es simple. Los precios también variarán dependiendo del barrio, te recomiendo que investigues para saber cuales son los barrios de estudiantes, que generalmente quedan cerca de la universidad.

La mayoría de las ciudades y ciudades universitarias han establecido áreas estudiantiles, por lo que parece una elección obvia. Encontrarás personas afines alrededor y seréis como una comunidad. Los establecimientos de la zona están orientados a nuestro colectivo, con lo que no abusan de precios.

Sin embargo, cuidado, a veces se aprovechan del desconocimiento, compara todas tus opciones y no tengas miedo a regatear.

Otra forma de ahorrar es viviendo en barrios periféricos, que suelen ser más baratos. Si eliges esta opción debes tener en cuenta el gasto de desplazamiento.

Daños en la casa

Cuando sepas el precio, interésate por quién se va a hacer cargo de los desperfectos. Si el piso está tiradísimo pero hecho un desastre y el propietario no quiere saber nada de arreglos, vete. Lo que ahorres en alquiler lo pagarás en reparaciones de una casa que no es tuya.

Cómo organizar tu carrera universitaria para no perderte nada

Cómo organizar tu carrera universitaria para no perderte nada

Vivir la universidad como estudiante es una experiencia única que debes aprovechar al máximo. Mi etapa como universitario fue increíble, no obstante, siempre he pensado que pude haberle sacado todavía mayor rédito. Por ello te animo a organizar tu carrera universitaria y a conocer todo aquello que puedes hacer si te planificas bien.

La vida en la facultad te proporcionará un nuevo margen de maniobra al que no habrás estado acostumbrado si hasta el momento estabas estudiando. Podrás disfrutar de la improvisación del momento, con nuevas amistades, nuevas experiencias y nuevas formas de sentir la vida. Sin embargo, y como se suele decir, la mejor improvisación es la que está preparada, así que toma nota de los puntos que considero más importantes después de mi experiencia.

Viaja y aprende idiomas

El tiempo es lo más valioso que tenemos porque lo tenemos limitado. Podemos producir más dinero, pero nunca podremos producir más tiempo. Así que piensa, ¿en qué momento de tu vida tendrás las vacaciones de verano que vas a tener durante tu etapa de estudiante?

Plantéate esta pregunta y piensa en todo el tiempo que puedes aprovechar. Organizar tu carrera universitaria teniendo en cuenta este objetivo te hará salir de la universidad mucho más preparado en comparación con tus compañeros de clase. ¿Has pensado en trabajar durante el verano en Inglaterra para mejorar tu inglés? Yo viví esta experiencia durante dos veranos y puedo asegurarte que nunca antes aprendí tanto inglés como durante esos meses de trabajo.

Otra de las opciones es realizar un intensivo a través de las becas que ofrece el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Afortunadamente también pude disfrutar de estas ayudas para estudiar inglés en Bristol durante tres semanas. Aunque ahora las condiciones han cambiado, no deja de ser otra alternativa de cara a aprender idiomas si tu bolsillo no te permite pagarte una inmersión lingüística o unos cursos intensivos en otro país.

Pero sin duda alguna, la mejor manera de aprender un idioma durante tu etapa universitaria es marcándote un Erasmus. Gracias al Erasmus en Lisboa que realicé pude aprender portugués, además de sentar unas mínimas bases en mi paupérrimo inglés de aquella época. Asegúrate de mantener un buen expediente académico y prepararte un mínimo nivel del idioma que vayas a usar para poder optar a la plaza…y también a la beca.

Por último, y una de las alternativas que a mi me quedó pendiente, fue el Erasmus Prácticas. Considera la posibilidad de dejarte algunos créditos sin realizar en un hipotético quinto curso. Mi empeño en sacarme curso por año me impidió aprovechar algunas de las ventajas que existen por el simple hecho de estar matriculado en una universidad.

Aprovecha los cursos, seminarios, talleres y actividades

Organizar tu carrera universitaria antes de estar ya sumergido en ella te ayudará a no repetir mi experiencia en este caso. No aprovecharme lo suficiente de estos cursos y demás actividades fue probablemente una de mis mayores torpezas.

Los cursos pueden darle un empujón a tu formación, a parte de ayudarte a conocer más gente con la que poder labrar buenas amistades y nutrirte también de sus conocimientos. Además, como te he explicado, gracias a estar matriculado en la universidad es muy probable que se reduzcan los precios considerablemente.

Aparte de darte algunos conocimientos extra, estos cursos quedarán magnificamente en tu curriculum vitae, dando a entender que aprovechaste al máximo tu etapa universitaria. Los cursos online son otra alternativa en caso de no poder cuadrar horarios.

Existen también varias becas que podrás aprovechar durante el verano o incluso durante el curso académico. Localiza los organismos públicos oficiales con más importancia y chequea sus programas formativos. En mi caso, el Centro de Investigaciones Sociológicas o el CSIC ofertaban algunos programas muy interesantes.

También es posible que la Universidad en la que estudies lance alguna beca de colaboración con el departamento del que forme parte tu carrera. ¡Rastrea siempre en busca de estas oportunidades!

 

Aprovecha para independizarte

Muchos de los que empezamos una carrera universitaria nos vemos obligados a movernos de nuestra ciudad de origen. En ocasiones, si la distancia desde tu ciudad hasta la universidad supera un límite de kilómetros y tu nivel de renta está dentro de unos determinados parámetros, el Ministerio de Educación puede becarte con dinero suficiente para alquilar una habitación cerca de tu centro de estudios. De este modo se corrigen los desequilibrios económicos de la sociedad.

Es una gran oportunidad para descubrirte a ti mismo fuera de la comodidad del hogar paterno. Tendrás que aprender a hacer las cosas tú sólo y esto te hará madurar y crecer más rápido.

Es importante que elijas un piso en el que te veas bien para vivir varios años de tu vida. Tenlo todo en cuenta, desde ruidos o compañeros de piso hasta el mobiliario. Tener un buen somier y un buen colchón que te acompañe todos esos años es un requisito indispensable. Yo pasé un año terrible para dormir por no atajar el problema desde el inicio.

Consejos extra para organizar tu carrera universitaria

  1. Únete a algún club deportivo: Si tienes clases por la tarde y por la mañana, es probable que participar en un equipo deportivo te permita rellenar algún hueco. De paso desconectas, te pones en forma y conoces gente de otras carreras. ¿Qué más se puede pedir?
  2. Aprovecha al máximo la biblioteca de la universidad y lee libros relacionados con tus estudios: Cuando lo hagas, verás como todo encaja mejor y no será necesario pasarse tantas horas estudiando para los exámenes.
  3. Busca voluntariados: Existen multitud de cursos de voluntariado, grupos de investigación, etc., que te ayudarán a crecer como persona y a mejorar tus habilidades sociales. ¡Aprovéchalos!
  4. Organizar tu carrera universitaria implica una planificación a largo plazo: Prepara una hoja de ruta hasta la obtención del título. Piensa en todo lo que te gustaría hacer y en qué debes conseguir primero para poder realizarlo. Recuerda que hay trenes que sólo pasan una vez en la vida.
Código de vestimenta para una entrevista

Código de vestimenta para una entrevista

Es importante elegir bien qué ropa ponerse el día de la entrevista. Su primera impresión es muy importante, y lo que usted se ponga ese primer día, es una gran parte de esa primera impresión. Por lo tanto, debe asegurarse de que se vea profesional y apropiado para el entorno de trabajo.

En general, para las entrevistas de negocios formales, los hombres tienden a llevar un traje oscuro y corbata, y las mujeres a menudo llevan un traje oscuro o una blusa con pantalones oscuros o una falda. También es improtante limitar los accesorios.

Si el trabajo al que aplica es más informal, podrá vestir de forma más casual. Lo más importante es us
ar lo que mejor se adapte al entorno corporativo.

Si no está seguro de qué usar, envíe un correo electrónico o llame a la persona con la que programó la entrevista y pregunte por el código de vestimenta de la empresa. Siempre es una buena idea vestirse un poco más profesional de lo que requiere el código de vestimenta. No olvide que su objetivo es dar la mejor impresión posible.

Para llevar el mejor atuendo, visite MasCupon para encontrar las mejores ofertas en vestimenta y miles de artículos más.

10 consejos para conseguir un trabajo mejor

10 consejos para conseguir un trabajo mejor

La progresión a nivel laboral es un tema que nos importa a todos. Muchas veces nos conformamos con mantenernos en la zona de confort, pero en el fondo debemos mantener la ambición de poder progresar y seguir creciendo profesionalmente. Para que esto no resulte tan complicado, te dejo 10 consejos para poder conseguir un mejor trabajo:

  • Adáptate a tu realidad

Si en la actualidad no cuentas con gran experiencia y optas a un puesto pequeño para ir creciendo, no te vuelvas loco: en estos puestos el personal de RRHH no espera que tengas un CV lleno de experiencia, sino que prefiere ver tus ganas y motivación por aprender. Por eso, aprovecha para utilizar ejemplos que plasmen tu curiosidad, dedicación y compromiso por el aprendizaje y crecimiento.

  • Identifica tus habilidades

Haz una lista de todas las habilidades que consideras que tienes: habilidades informáticas, habilidades técnicas, habilidades de comunicación, habilidades de investigación, habilidades de resolución de problemas. ¿En qué destacas?

  • Analiza la aplicación

Cuando aplicas por un puesto, debe ser porque te consideras capaz de llevarlo a cabo de gran manera. Por ello, es aconsejable analizar la oferta de trabajo y considerar que experiencia, habilidades o rasgos posees para encajar bien en ese puesto. Debes ser analítico y creativo en este punto, una vez lo tengas claro, serás capaz de transmitirselo al entrevistador.

  • Destaca las habilidades «innatas»

¿Qué hará que destaques del resto? No olvides mostrar cualidades como la amabilidad, el profesionalismo, la capacidad de respuesta y el afán por crecer. Las habilidades «innatas» te harán diferenciarte del resto, ya que no se pueden aprender.

  • Conoce tu propio valor

Es posible que no tengas años de experiencia laboral, pero seguro que tu formación puede demostrar tus capacidades y habilidades. La experiencia no solo se adquiere en el mundo laboral, cualquier cosa que hayas llevado a cabo en tu vida puede poner de manifiesto ciertas habilidades que tienes.

  • Balance de confianza y humildad

Es importante tener confianza en uno mismo, pero nunca se debe caer en la arrogancia. Las empresas valoran mucho que una buena dosis de confianza se combine con humilidad y modestia, sobre todo en la mente de una persona que comienza su vida laboral. Demuestra que puedes realizar el trabajo, pero que también estás dispuesto a aprender.

  • Realiza un voluntariado

Si no puedes encontrar un trabajo, trabaja de forma gratuita. Un puesto de voluntario puede ser más fácil de encontrar que una pasantía. No sólo obtendrás una valiosa experiencia, sino que también será capaz de construir un punto importante en el currículum y conseguir llamar la atención de las empresas.

  • Construye vínculos

Construir una gran red personal es un buen camino para conseguir un gran trabajo en cualquier momento de la vida. Interactúa con todos los que conoces a través de redes sociales, eventos profesionales, tomando un café o simplemente con encuentros casuales. Nunca sabes en quién puede estar la clave de tu próximo trabajo.

  • Nunca dejes de aprender

Es posible que necesites más formación para optar al puesto con el que sueñas, pero no olvides que no solo existe la educación formal: existen muchas formas de continuar formándote. Algunas pueden ser tomar clases particulares, inscribirte en cursos de corta duración, realizar capacitación online o simplemente leyendo diversos libros sobre la materia para la que te quieras formar. Lo importante es tener claro que esto es una carrera de larga distancia, por lo que es básico no pararse nunca y no parar de avanzar.

  • Sé realista

Incluso siendo consciente al máximo de tus habilidades y experiencia, asegúrate de que está solicitando puestos que son apropiados para ti. En un mercado de trabajo donde los empleadores están inundados con solicitantes altamente calificados, no resulta muy atractivo arriesgarse. Escoge cuidadosamente aplicaciones de trabajo en las que realmente puedas probar tu en base a tu formación y capacidad.

Cuanto más pesimista te muestres, peor será la experiencia. Intenta hacer algo cada día por encontrar tu trabajo soñado, hazlo con la mentalidad de que lo vas a conseguir, y que, en caso contrario, adquirirás aprendizaje que te permitirán continuar creciendo y optar de mejor manera al próximo puesto.

A lo largo del camino, recuerd ponerte en los zapatos de los que van a contratarte. ¿Qué los entusiasmaría? La respuesta a esta pregunta debe reflejarse en todo lo que haces, desde tus respuestas en las búsquedas de empleo, hasta tu carta de presentación, tu currículum y tu entrevista.

Estoy seguro de que te sorprenderás con lo que se puede lograr con una mentalidad positiva. ¡Buena suerte!