Ahorrar en la búsqueda de un piso de estudiantes

 

A la hora de ahorrar en la búsqueda de piso de estudiantes hay que tener en cuenta no solo los factores económicos, si no los de tiempo. La opción barata no siempre es la mejor, y no es necesario gastarse mucho dinero en un piso.

Consejos para ahorrar dinero en la búsqueda de un piso de estudiantes

Compañeros

En lo primero que estarás tentado es en compartir piso. Por supuesto es una de las opciones más económicas. Pero debes de tener en cuenta en no eligir a cualquiera para compartir piso.

La primera idea es la de ofrecer alojamiento a tus compañeros de clase. Esta es la mejor opción ya que con ellos compartes estudios, aficiones, pero antes de esto asegúrate de que eliges bien. Es mejor compartir piso con alguien con quien eres más afín, y con quien crees que no tendrás problemas; ya que los tendrás que ver todos los días en clase.

Debes de tener mucho cuidado, para ello asegúrate de que son personas con las que estarías feliz de vivir. Vivir con alguien implica vivir con su humor, cuidado con esto.  Aléjate de personas tóxicas, por muy amigas tuyas que sean. Y por muy simpático que sea tu amigo del alma, si no le gusta limpiar o tiene malas costumbres, es mejor no vivir con el. Buscamos ahorrar en alquiler, pero también en tiempo de tareas tediosas.

Si no conoces a tu compañero, intenta propiciar un encuentro previo para que te hagas una idea de como es, pídele pruebas de que pagará a tiempo e investiga un poco sobre el/ella. La realidad es que nunca sabrás con certeza cómo van a ser como compañero de casa hasta que vivas juntos, pero esto te ayudará.

¿Dónde vivir?

Si buscas algo barato, a menos metros cuadrados menos pagas. Es simple. Los precios también variarán dependiendo del barrio, te recomiendo que investigues para saber cuales son los barrios de estudiantes, que generalmente quedan cerca de la universidad.

La mayoría de las ciudades y ciudades universitarias han establecido áreas estudiantiles, por lo que parece una elección obvia. Encontrarás personas afines alrededor y seréis como una comunidad. Los establecimientos de la zona están orientados a nuestro colectivo, con lo que no abusan de precios.

Sin embargo, cuidado, a veces se aprovechan del desconocimiento, compara todas tus opciones y no tengas miedo a regatear.

Otra forma de ahorrar es viviendo en barrios periféricos, que suelen ser más baratos. Si eliges esta opción debes tener en cuenta el gasto de desplazamiento.

Daños en la casa

Cuando sepas el precio, interésate por quién se va a hacer cargo de los desperfectos. Si el piso está tiradísimo pero hecho un desastre y el propietario no quiere saber nada de arreglos, vete. Lo que ahorres en alquiler lo pagarás en reparaciones de una casa que no es tuya.