Consejos para comenzar una entrevista

Consejos para comenzar una entrevista

Es muy importante ser puntual en la entrevista. Esto significa presentarse unos 10 o 15 minutos antes. Si es necesario, tómese un tiempo para conducir a la oficina días antes o eche un vistazo a otras opciones de transporte para llegar allí. Así sabrá exactamente a dónde va, cuánto tiempo se tarda en llegar allí y si existen lugares donde aparcar.

Si llegas tarde estarás estresado, y esa no es la mejor manera de comenzar una entrevista para el que podría ser tu nuevo trabajo.

Educación en la entrevista
Recuerde que no es sólo el gerente de contratación quien toma la decisión sobre quién contratar. Sea cortés y amable con todo el mundo que se encuentre en las oficinas. Las personas que conozcas podrían ser sus futuros compañeros de trabajo, así que intenta dar la mejor impresión que puedas.

Cuando llegue, preséntese a la recepcionista. Asegúrese de conocer el nombre del entrevistador y usarlo lo más pronto posible durante la entrevista. Si no está seguro del nombre, llame y pregúntelo antes de la entrevista.

Qué llevar a la entrevista
Recuerde llevar una copia extra de su currículum vitae, una lista de referencias, y cualquier muestra de trabajo que desee mostrar al empleador. Traiga una lista de preguntas para hacerle al entrevistador. Sería una buena idea llevar un blog de notas y un lápiz para tomar notas.

También es importante saber qué no debe llevar. No lleve café, chicle o cualquier otra cosa que no esté relacionada con el trabajo. Apague el teléfono y guárdelo antes de entrar en la oficina.

Trate de mantenerse tranquilo y evitar el estrés
Si está nervioso, visita el baño antes de la entrevista. Tome algunas respiraciones profundas, y recuerde que esta es sólo una entrevista y que la ha preparado de la mejor manera posible. Si la entrevista va mal, no es el fin del mundo, e incluso puede ser capaz de arreglarlo.

Durante la entrevista, trate de mantenerse lo más calmado posible. Pida una aclaración si no está seguro de lo que se le ha preguntado y recuerde que es perfectamente aceptable tomar un momento o dos para responder y así estar seguro de responder satisfactoriamente a la pregunta.

Además, recuerde que una buena preparación ayuda a generar confianza y aliviar el estrés. Cuanto más investigue sobre la compañía y más practique las posibles preguntas de la entrevista, más tranquilo y confiado se sentirá.